Forjado en frío

La forja en frío es un proceso de conformación de metal en el que un trozo de material o pieza en bruto se deforma a (o casi) temperatura ambiente.

Las piezas forjadas en frío se pueden producir utilizando una o más prensas verticales mecánicas o hidráulicas de una sola estación, o máquinas automáticas de conformado en frío de múltiples estaciones donde la pieza preformada se transfiere de una estación a la siguiente a alta velocidad, donde cada estación realiza un particular proceso de conformación en frío.

La forja en frío es un proceso confiable y rentable porque puede emplearse para producir piezas de propiedades mecánicas superiores sin (o con un mínimo) desperdicio de material. La forja en frío puede ser muy eficiente para la fabricación en serie.

Ventajas de la forja en frío

  • ahorro en material y mecanizado final

  • alta productividad

  • excelente precisión dimensional y calidad de superficie de las piezas forjadas en frío

  • mejora de las propiedades mecánicas de las piezas forjadas en frío

áreas de uso de piezas de forja en frío

  • Bombas de agua

  • Industria hidráulica

  • Industria neumática

  • Máquinas agrícolas (tractores, accesorios de tractores, máquinas de trabajo)

  • Industria de maquinaria pesada de construcción

  • Motores de combustión interna (náuticos, de carga, automotriz, etc.)

  • Industria automotriz

  • Industria militar

  • Industria del petróleo / gas.

 

Materiales adecuados para la forja en frío:

25CrMo4 C15 15Cr3
**20CrMo5** C22 15CrNi6
**16MnCrS5** C35 17CrNiMo6
**X7Cr13**    
** **

Oferta adicional

Fabricación mecanizada:

  • torneado

  • fresado

  • taladrado 

  • brochado

  • amolado, etc.

 

Protección de la superficie:

  • galvanizado de zinc

  • revestimiento de cromo

  • fosfatado

  • pintado, etc.

 

Tratamiento de calor:

  • recocido

  • templado, etc.

 

Tratamiento de calor:

  • recocido

  • templado, etc.